Plan de Ordenamiento de Cuenca Hidrográfica

El territorio es el espacio geográfico que se define por el uso cultural de la comunidad que lo habita y ordenarlo implica re-conocerse la naturaleza y las comunidades para definir el mejor escenario de futuro donde la comunidad fortalezca la armonía con la naturaleza, haciendo sostenible su permanencia en un espacio y tiempo definido.

La FUNDACION VITAL ha realizado proyectos en el municipio de Ginebra Valle que responde a este enfoque:

  • Construcción de resiliencia a partir de la reubicación de las familias en alto riesgo por avalancha e inundación de los ríos.
  • Autoconstrucción de la vivienda en bahareque y guadua desde el concepto de hábitat sano y sanador.
  • Impulso y fortalecimiento de la agroecología como forma de producción de acuerdo al contexto y fortalecimiento a una alimentación sana.
  • Bibliomula como una propuesta pedagógica de práctica de lectura en el marco de la educación no formal, que contemple el fortalecimiento de la comunidad con actividades culturales, recreativas, comunitarias y ambientales; contextualizadas con el entorno y la vida cotidiana del territorio.
  • Educación. Los campesinos de la zona de montaña requieren una educación que parta de esa relación directa del ser con la tierra y la naturaleza; que parta de la cultura campesina y la fortalezca. Que estreche la relación naturaleza sociedad para que sea garante de la sostenibilidad de los territorios.
  • Un pacto en el río guabas para fortalecer la organización campesina de montaña mediante la construcción del Plan de Vida y la organización para mejorar la gobernanza del agua como elemento vital de las comunidades.
  • QUE VIVA LA MONTAÑA. La montaña en el marco de la economía de mercado es vista como recurso mineral, como abastecimiento de agua, como potencial hídrico energético o como zona turística; pero la montaña es ante todo biodiversidad, allí habitan comunidades campesinas que requieren un uso del suelo conservacionista y su ritmo no puede ser la economía de mercado porque no puede competir desde la valor agronómico. La productividad del suelo en la zona plana tiene parámetros diferentes a los de la zona de montaña. La montaña y con ella los campesinos requieren un tratamiento diferente, requieren de organización solidaria y lleno de armonía con la naturaleza. Requiere de un forma de habitarlo apropiada para su sostenibilidad. Una arquitectura de montaña, un manejo del agua diferente al de las concentraciones de población como las ciudades, una educación contextualizada, un aprovechamiento de la potencialidad energía renovable desde una matriz que aproveche el sol, el viento, el agua y la biomasa.

 

PERSONAS BENEFICIADAS 24.000 HABITANTES

PERIODO DEL PROYECTO 2000 A 2018

DIRECCIÓN

Carrera 4  # 8-35

Ginebra - Valle

TELÉFONOS DE CONTACTO

320 6377 821

316 8695 726